En el post de hoy hablaremos sobre los cuidados y características del Ficus Microcarpa, también conocido como Ficus Ginseng o Ficus Retusa. Seguro que después de la lectura de hoy aumentarás tus conocimientos sobre este maravilloso ejemplar.

Ficus microcarpa ginseng Jardin postal
Ficus microcarpa ginseng Jardin postal

Tipo de planta 

El Ficus Microcarpa es originario del sudeste de Ásia y pertenece a la familia de las plantas moráceas. Reconocible por sus gruesas raíces aéreas, llama la atención de sus espectadores en una exhibición de formas y vida, ¡un espectáculo a nuestro alcance!

Aunque Ginseng no es su nombre original, sí es el más habitual y con el que la mayoría de personas lo relacionan. El significado del término “ginseng” tiene tu origen en el japonés, dónde el término «ninjin» quiere decir «zanahoria».

El sentido de este nombre lo entenderemos sabiendo que las zanahorias, al igual que el Ficus Ginseng, presentan raíces napiformes.

Te alegrará saber que los Ficus Ginseng son muy agradecidos y fáciles mantener. Con pocos cuidados podrás disfrutar de una planta sana durante muchos años.

¿Interior o exterior?

Si hablamos de luz, debes de saber que los Ficus Microcarpa disfrutan de los espacios luminosos, aunque intentaremos que este alejado de las corrientes de aire y el sol directo. Esta misma luz será la que consiga el máximo esplendor en sus hojas.

Dependiendo del clima de tu zona, puedes tenerlo en el exterior, siempre y cuando las temperaturas no superen los 15º. Ese será el momento perfecto para trasladar a tu Ficus al interior. Antes de cambiarla de lugar, ten en cuenta que no le gustan los cambios de temperatura bruscos.

Cuando este en el interior, le vendrá genial que pulverices agua sobre sus hojas, sobre todo en invierno, época en la que utilizamos más la calefacción. No te olvides, ¡tu Ficus es una planta tropical y le encanta la humedad!

Ficus microcarpa ginseng Jardin postal
Ficus microcarpa ginseng Jardin postal

Riego

Por lo general, a la hora de regar tu Ficus Ginseng deberás proporcionarle una cantidad moderada de agua. Aumentando esta cantidad en épocas más calurosas como verano.

Préstale atención, obsérvalo y no dejes que el agua se acumule. Queremos que el Ficus tenga humedad pero siempre evitaremos el encharcamiento.

Otros cuidados

Dentro de los cuidados necesarios para nuestro ficus microcarpa, podremos podarlo durante la primavera y el verano para mantener su figura o darle forma.

Cuando realices la poda, el Ficus desprenderá una sustancia que actúa de cicatrizante natural para su recuperación. Evita podar sus raíces ya que aunque su aspecto pueda confundirnos, no se trata de un bonsái.

¿Tienes una?

Vaya, ¿ya tienes un Ficus Microcarpa? En ese caso, nos encantaría verlo y si nos das permiso poder compartirla con nuestro seguidores de Instagram.

Si te gustaría contarnos alguna cosa sobre tu experiencia o los cuidado de tu Ginseng, estamos encantados de recibir vuestros mensajes a oficina@jardinpostal.com.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Qué necesitas?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?