Hemos preparado este post para que conozcas todas las características y cuidados del Agave Atenuatta, también conocido como Cola de dragón o Cuello de cisne.

Tipo de planta 

Si hablamos de la Agave Attenuata diremos que nos encontramos ante una planta crasa perenne de crecimiento en roseta. Tiene su origen en México y se usa como planta ornamental.

Pertenece a la subfamilia de las Agavoideae. Dentro de esta subfamilia, encontramos más de 300 especies de suculentas. ¡Un universo maravilloso en el que perderse!

Destacamos el color de sus hojas, un amarillo-verdoso que inevitablemente llama nuestra atención. Además carece de espinas, lo que la hace una planta ideal para jardines y espacios don niños o animales domésticos.

Tamaño

Habitualmente la Cola de dragón tiene un tallo único que alcanza en su longitud, entre los 50 y 150cm. Una de las primeras descripciones que encontramos sobre ella fue en «Ou Catalogue des Plante» de 1834 por Joseph de Salm-Reifferscheidt-Dyck.

¿Interior o exterior?

La agave Atenuatta está perfecta en exteriores a pleno sol. Resiste perfecto el calor y aguanta temperaturas mínimas de 0 grados centígrados. Recién adquirida es mejor que esté en semisombra, porque viene de estar en el vivero y es mejor que se acostumbre poco a poco al sol.

En el caso de tenerla en interior, lo mejor es que sea en una zona muy luminosa. Cuando no le da tanto el sol, las hojas sean algo más blandas y su color sea más suave.

Cuidados del Agave Atenuatta

Riego

Cuando hablamos del riego debemos de tener en cuenta que será más bien escaso. Durante el verano un par de riegos semanales serán suficientes. El resto del año, podemos regar el Agave una vez cada diez o quince días.

Cabe tener en cuenta que durante el invierno podemos suspender los riegos. Basta con comprobar si el suelo de la planta está seco o no. Del mismo modo, si tu clima es húmedo o llueve con frecuencia, el riego disminuirá ya que el sustrato tarda más en estar completamente seco.

La flor y el fruto

El Cuello de cisne florece en primavera. Sabemos que las plantas que son más jóvenes no florecen. Suelen hacerlo alrededor de los diez años de vida. El color de sus llores es amarillo verdoso pálido. Podemos admirarlas en un racimo bastante voluminoso y llamativo.

Sus frutos se presentan en modo oval en un color verde intenso. En el momento de madurez son de color marrón, se abren para mostrar sus tres cavidades y liberar más tarde las semillas del fruto.

Multiplicación y reproducción

¿Te gustaría multiplcar tu Agave Attenuata? En este caso, podrás hacerlo por semillas o también utilizando los hijuelos que la planta produce.

Sabemos que las si están frescas las semillas germinan con mucha facilidad. En cuanto a los hijuelos, podemos seleccionarlos en primavera o verano. Esperamos a que se sequen unos días y más tarde los plantamos, ¡resulta muy sencillo!

¿Tienes una Agave Atenuatta?

Si ya tienes tienes una Agave Atenuatta nos encantaría poder verla. Si quieres, puedes enviarnos la foto a nuestra cuenta de Instagram para compartirla en nuestras redes.

¿Crees qué puedes aportar algo de experiencia y conocimiento al post? En tal caso, puedes escribirnos a oficina@jardinpostal.com.

Puedes comprar esta y otras plantas increíbles suculentas o cactus en nuestra tienda online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Qué necesitas?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?